La Vía Verde de la Sierra de Cádiz

Jul 4, 2019

Las vías verdes son ejemplo de cómo darle sentido a vías ferroviarias que ya están en desuso, abandonadas, y que transitaban por parajes naturales de especial valor y belleza. Hoy se rehabilitan estos espacios para disfrute de la comunidad, proyecto organizado por La Fundación de los Ferrocarriles Españoles, y ya se cuenta con más de 1.700 kilómetros transitables en todo el territorio español.

No hace mucho que publicamos un post sobre las Vías Verdes en la Comunitat Valenciana donde informábamos brevemente sobre las posibilidades que tenía al respecto en el levante español para sacar su bici y practicar deporte al aire libre. En esta ocasión nos centramos en la Vía verde de la Sierra de Cádiz que cubre la antigua línea que unía Jerez y Almargen.

El trazado de la Vía Verde de la Sierra dispone de 36 kilómetros a través de las poblaciones con encanto de Puerto Serrano, Olvera, El Coronil, Coripe, Montellano y Pruna, siguiendo el fluir del curso del río Guadalete y el río Guadalporcún y adaptando la vista a los diversos paisajes que se ofrecen al viajero.

Es un hecho singular que esta vía de ferrocarril jamás estuvo activa ya que el proyecto final no vio la luz. Las circunstancias que rodearon su creación estaban muy ligadas al desarrollo económico y el sistema político impuesto por la dictadura de Primo de Rivera en la década de los 20, circunstancias que cambiaron drásticamente y, con ellas, la paralización de las obras. Queda, pues, un último uso para este proyecto: la vía verde para que los usuarios amantes de la naturaleza gocen de un trayecto que nunca se realizó sobre las vías.

La Vía Verde de la Sierra de Cádiz está adaptada para senderistas, ciclistas e incluso también, felizmente, para personas con movilidad reducida. A lo largo del recorrido no sólo salta y se transforma el entorno natural sino que también salen al paso las villas y su patrimonio, histório y artístico, conservado. Lugares imprescindibles como la Junta de los Ríos (unión del Guadalporcún y el Guadalete); el Chaparro de la Vega (encina de más de un siglo), el Peñón de Zaframagón, reserva natural donde habitan buitres leonados; el Convento de las Hermanas de la Cruz (Montellano), el Molino de Siré en Puerto Llano o la Fortaleza medieval de Olvera.

Por último, los auténticos protagonistas de un trazado ferroviario: los túneles, viaductos y antiguas estaciones hoy rehabilitadas. Las estaciones nunca vieron pasar un tren, pero sí reciben a los viajeros en la actualidad. Cerca de 30 túneles se atraviesan a lo largo de la Vía Verde, como el del túnel del Castillo (de casi un kilómetro), 4 viaductos y 5 estaciones. Más información

Alojamiento

Casas rurales cerca de la vía verde de la Sierra de Cádiz, puntos de partida y de destino donde completar la escapada.