Yo, al menos, me perdería mucho más de lo que lo hago si no andara con los mapas y el GPS en el bolsillo del pantalón. ¿No os ocurre igual? Y no sólo para ubicarme, hay muchas otras aplicaciones interesantes que uso y que te pueden sacar de más de un apuro a la hora de viajar.

1. PackPoint

Pero comencemos por el principio, porque antes de todo hay que hacer la maleta, o la mochila, que eso va a gustos. Hay personas que tienen mucha facilidad para prepararla, pero otras no. Yo soy un auténtico desastre.

Pero la aplicación  PackPoint  hace la maleta por ti. ¿Que no sabes qué meter? ¿Que si más o menos ropa? ¿Si de verano o invierno? ¿Qué complementos? Basta introducir el lugar al que viajarás, las fechas, las noches que estarás, si es por trabajo o placer y las actividades que harás. Todo en un entorno sencillo y muy intuitivo. Con esos datos, la aplicación te genera una lista con todo lo necesario. Con la ropa incluso te dice cuántas modas debes llevar. Y puedes compartir la lista con tus compañeros de viaje, por si alguien necesita algo de inspiración.

2. Maps.me

¡Esta aplicación es mi brújula! Es cierto que hoy con Google Maps funcionas la mar de bien, pero eso es sólo cuando tienes una tarjeta SIM con datos en tu móvil. Pero imagina que estás en un lugar sin cobertura o, sencillamente, resulta que te has ido a alguno de esos pocos países que tienen el acceso a internet limitado. ¿Acaso vas a volver a los viejos mapas de papel?

Lo mejor de  esta aplicación  es que funciona offline. Sólo tienes que tener la precaución de descargarte el mapa previamente del lugar al que vas a viajar. Una vez lo tienes almacenado en tu móvil, puedes localizar direcciones, ubicarte, trazar una ruta, marcar puntos de interés con unas chinchetas y dejar tus propias notas. Además, puedes descargarte guías en función de tus intereses con las que completar la información del destino.

3. Google Translate

Que no, que eso de que con el inglés vas a todas partes no es del todo verdad. Por muy bien que hables la lengua de Shakespeare y veas tus series de televisión en versión original y todo lo que tú quieras, no todo el mundo lo habla. Por ejemplo, si viajas a Portugal, por mucho que se parezcan nuestros idiomas, no te vas a comunicar bien del todo.

Por suerte tenemos  esta joya . Es todo un clásico que se va renovando y mejorando en cuanto a la calidad de las traducciones. Ahora, si te descargas el archivo de un idioma, en concreto pongamos por ejemplo el amhárico, Google Translate también funcionará offline.

Pero una de las opciones que más me fascina es la que te permite traducir carteles y textos escritos. Sólo enfoca lo que necesites traducir con la cámara, ¡y ahí lo tienes bien clarito! Bueno, a veces no tanto, pero con un poco de imaginación puedes acabar de comprender.

4. Hopper

Es mi personal oráculo viajero… Y es que la mayoría de las veces, todos escogemos destino en función del bolsillo casi más que de las fechas de vacaciones, ¿verdad? Pues ahí es donde entra en juego esta potente aplicación.

Hopper te dirá cuál es el mejor momento para viajar según los precios gracias a las predicciones que hace. La aplicación analiza de 5 a 8 mil millones de tarifas de vuelos por día y encuentra el momento óptimo para comprar el billete. Una forma muy interesante de usar es haciendo una lista con destinos a los que te apetezca viajar. Introduces el lugar y un rango de fechas posibles y la aplicación analiza los datos y te indica el precio más bajo del momento y predice cuánto te podrías ahorrar si te esperaras a una fecha concreta.

La aplicación te manda notificaciones cuando los precios caen para mantenerte siempre informado sobre los vuelos que buscaste. Según explican, tienen un 95% de exactitud en sus predicciones. Las reservas de los vuelos se hacen directamente desde la propia aplicación.

5. Expensify

Juro que siempre pido el comprobante, pero luego, cuando quiero anotar los gasto del viaje resulta que no recuerdo en qué bolsillo lo acabé guardando. Luego van apareciendo por todos lados, mal y tarde… O al menos, así era hasta que descubrí esta aplicación.

Con  Expensify  puedo tener controlados los gastos del viaje de forma sencilla y organizada sin necesidad de hacer un máster en contabilidad. Lo crearon especialmente para viajes de negocio, pero funcionará también para tus vacaciones.

Haces una foto a tu recibo, entrada o ticket y a partir de ahí crea el gasto. Si perdiste el recibo, la aplicación te permite importar los pagos que hayas hecho con tarjetas. Permite agrupar gastos por categorías como transporte, comida, compras, entradas a museos… ¡Y luego tienes la posibilidad de resumir los resultados en un gráfico! Una forma muy gráfica de ver si te estás pasando del presupuesto que tenías en mente, y por tanto tienes que comenzar a recortar.

Y tú, ¿qué apps usas en tus viajes?